Máquinas de ozono, ¿Son realmente eficaces contra el coronavirus?

¿Qué es el ozono?

 

El ozono es un oxidante muy potente que se ha usado desde hace más de 100 años para desinfectar. Esta desinfección se produce cuando el ozono entra en contacto con la bacteria, este se transforma en oxígeno y deja suelto un radical libre con un poder antioxidante tan grande que llega a degradar y eliminar la molécula.

Si la concentración de ozono es lo suficientemente grande y tiene contacto con la bacteria durante un tiempo necesario, la mayoría de las partículas mueren.

¿Realmente el ozono es un desinfectante del coronavirus?

 

El ozono se utiliza principalmente en forma de agua ozonificada, principalmente para desinfectar cámaras cerradas y alimentos. Pero todos nos hacemos la misma pregunta, ¿el ozono es realmente un desinfectante del coronavirus cómo están diciendo?

Que el ozono pueda desinfectar ciertas bacterias no significa que pueda desinfectar y acabar con cualquier microorganismo peligroso como es, en este caso, el coronavirus. Realmente no está probado al 100% que el ozono sea eficaz contra el Covid -19, ni siquiera teniendo esa gran concentración de ozono qué se necesita para ser eliminado.

 

Según el International Ozone Association “si bien el ozono es altamente efectivo para la inactividad de muchos virus, el IOA no tiene conocimiento de ninguna investigación y prueba que se haya realizado específicamente en el coronavirus SARS-CoV-2. Hasta donde sabemos, la investigación aún no ha sido completada, por lo tanto, no se pueden sacar conclusiones definitivas con respecto a la inactivación del SARS-CoV-2”.

Es decir, aunque la Agencia Europea de Productos Químicos está estudiando cómo es el ozono como desinfectante ambiental, no existen los suficientes estudios para afirmar que el ozono sea completamente eficaz. De hecho el ozono no esta incluido como un desinfectante en la lista de virucidades descritas por el Ministerio de Sanidad, donde por ejemplo, sí que podemos encontrar la lejía, el alcohol y el agua oxigenada.

 

 

¿Para qué sirven las máquinas domésticas de ozono?

 

A raíz de la aparición del Covid -19 se ha puesto de moda tener en nuestros hogares o comercios las máquinas de ozono, pero realmente las máquinas de ozono no están autorizadas para ser comercializadas como un desinfectante del coronavirus, sino para acabar con determinadas bacterias, eliminar ácaros o incluso para acabar con el mal olor. Como comentábamos antes, no está garantizado que eliminen todos los organismos dañinos que existen y aunque puede eliminar organismos o virus parecidos al Covid -19, no hay estudios que determinen la eficacia contra el SARS-CoV-2.

¿Sabías que el ozono puede ser perjudicial para el ser humano si hay una gran concentración de la misma? Por eso mismo el Ministerio de Sanidad ha recordado que el ozono debe utilizarse bajo ciertas medidas como:

  • No utilizarlo en presencia de las personas.
  • Quien maneje el ozono debe de contar con los equipos de protección adecuados como son los EPIS.
  • Se debe de ventilar el lugar donde se va a utilizar el ozono antes de su uso.
  • El ozono puede producir reacciones químicas al contacto con otros productos químicos.

Aunque el uso del ozono no está prohibido, realmente no se aconseja utilizar el ozono para intentar acabar con el coronavirus. Además el Ministerio de Sanidad asegura que “un uso inadecuado de biocidas introduce un doble riesgo, posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad”.

En definitiva, desde aquí os aconsejamos, hasta que no demuestren que el ozono es un desinfectante del coronavirus, que lo más eficaz, hasta día de hoy, es desinfectarnos las manos con agua y jabón y todos aquellos objetos y superficies que puedan tener contacto con el virus lavarlos con lejía. Por supuesto, no hay que olvidarnos de mantener la distancia social y llevar un uso correcto de mascarillas para evitar la propagación del virus.

 

Otra técnica: Lámparas germicidas de irradiación ultravioleta.

 

lámpara ultravioleta

 

Otra de las técnicas más innovadoras del mercado son las lámparas germicidas de irradiación ultravioleta. Se trata de una tecnología que limpia las estancias tras el paso de la bacteria.

Según el doctor de la Clínica Universidad de Navarra, Francisco Guillén Grima, “son muy efectivas porque destruye tanto el ADN como el ARN de la bacteria, donde está la programación genérica de los virus y las bacterias.  Se trata de una destrucción total en poco tiempo que permite el acceso casi inmediato a las estancias”

Es una tecnología relativamente novedosa en España. Si lo comparamos con las técnicas de esterilización tradicionales como son el peróxeno de hidrógeno y las botellas de gas o vapor, los pacientes deberían de esperar entre una y tres horas tras la desinfección para poder acceder de nuevo a la habitación, mientras que la técnica de las lámparas germicidas de irradiación ultravioleta, el acceso es en poco más de 10 minutos tras la desinfección, es decir, casi inmediato.

 

¿Crees que son técnicas que realmente eliminan el coronavirus? Os invitamos a que dejéis vuestro comentarios.